Parque Nacional Cerros de Amotape en grave peligro

lunes, 10 de noviembre de 2014



Inaudito, primero fue la red de Orellana , ahora es el mismo estado que atenta contra esta importante reserva. El pasado 5 de noviembre, el gobierno envió al Congreso el “Proyecto de ley (3940) para la implementación de acuerdos binacionales entre Perú y Ecuador y ejecución del Proyecto Binacional Puyango-Tumbes”, el cual desafecta (recorta) por primera vez un parque nacional en nuestro país.


En el artículo 2 del proyecto de ley, se establece la desafectación de 277.35 hectáreas del Parque Nacional Cerros de Amotape (PNCA) para la construcción de la presa y embalse Matapalo, un proyecto de irrigación. Con ello, dicha zona pasa a ser parte de la zona de amortiguamiento de la mencionada área natural protegida.

El PNCA se ubica en las provincias de Tumbes y de Contralmirante Villar en el departamento de Tumbes y en la provincia de Sullana en Piura.Tiene una extensión de 151561.27 hectáreas y junto a la Reserva Nacional de Tumbes y el Coto de Caza el Angolo conforman la Reserva de Biósfera del Noroeste, una zona geográfica representativa de la diversidad de hábitats del planeta.

La infraestructura, que tendrá un costo de 65 millones de dólares, será ejecutada por las empresas Hidalgo e Hidalgo S.A. de Ecuador y CASA Contratistas S.A. de Perú, según señala la página web del proyecto.

SUSTENTOS POLÍTICOS Y NO TÉCNICOS

Según Silvana Baldovino de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), el proyecto de ley no aclara ni precisa si dicho recorte se hace con un sustento técnico que establece por qué son necesarias las 277.35 hectáreas y cuáles son los valores que afectan al área natural protegida (ANP) como unidad, es decir qué estamos perdiendo con estas hectáreas. Asimismo, alerta que el proyecto se está impulsando con criterios políticos para cumplir con acuerdos binacionales y no pensando en lo que esto significa para nuestras ANP y su sistema.

El Parque contiene una muestra representativa de la diversidad biológica del país y de sus grandes unidades ecológicas, y protege con carácter intangible la integridad ecológica de los ecosistemas que existen en el lugar, como la flora y fauna silvestre, los procesos sucesionales y evolutivos, así como otras características paisajísticas y culturales asociadas.

El PNCA se encuentra ubicado en su integridad, dentro de la Zona Núcleo de la Reserva de Biósfera del Noroeste, cuya finalidad es la conservación de la diversidad biológica del espacio geográfico zonificado como tal, y en donde se permite únicamente el desarrollo de actividades poco perturbadoras tales como la investigación. Esto nos da una buena idea de la importancia en términos de diversidad biológica que recae en esta zona.

NO HAY REGULACIÓN PARA RECORTAR PARQUES NACIONALES

Respecto al recorte, Andrea Calmet, de la SPDA, explicó: “Lo único que señala la ley de Áreas Naturales Protegidas, es que la reducción física de un ANP tiene que ser necesariamente aprobada por ley del Congreso”.

Ahora bien, agregó, “si la norma no especifica en qué casos esto es posible, consideramos que si el establecimiento de un ANP, como un Parque Nacional, necesita las justificaciones técnicas y legales para tener tal nivel, entonces la desafectación del mismo debería contar como mínimo con el sustento necesario que explique por qué dicha área ya no será considerada como tal”.

“Debemos resaltar que un Parque Nacional es una muestra única de aquello que se quiere proteger, por lo que su desafectación ya significa una pérdida para nuestro sistema, creándose un precedente sumamente perjudicial para el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SINANPE)”, sostuvo la abogada.

Las especialistas también señalan que este tipo de proyectos deben contar con los documentos de gestión ambiental aprobados y con opinión del SERNANP. “Si esta área pasa a ser zona de amortiguamiento igual tiene que tener la opinión previa del SERNANP sobre los documentos de gestión ambiental como el EIA”, precisaron.

Hasta el momento, el SERNANP anunció que el sector está preparando un informe sobre este proyecto y en las próximas horas se estarían manifestando.

EL EJECUTIVO SE CONTRADICE

En el artículo 5 del proyecto de ley también se establece la creación de la zona reservada “Naciente del Amazonas – Mismi”. Al respecto, Silvana Baldovino indica que “con ello, el ejecutivo se estaría contradiciendo ya que según el paquete de medidas aprobadas en junio pasado (llamado también ‘paquetazo ambiental’), las zonas reservadas ahora deben ser aprobadas por decreto supremo y no por Ley. Esto significaría un nuevo debilitamiento al Sistema de Áreas Naturales Protegidas y una muestra de que no estamos articulando nuestro marco legal sino más bien reaccionando ante diferentes situaciones, ya que últimamente las reglas de juego cambian sin explicación alguna”.

La nueva zona reservada, que poseería una extensión de 14 303.74 hectáreas, está ubicada en el distrito de Coporaque, Ichupampa y Lari, provincia de Caylloma (Arequipa), punto más lejano al inicio del río Amazonas y ubicado en la ecorregión Puna de los Andes Centrales.

Cabe mencionar que el proyecto de Ley no menciona si el establecimiento de esta Zona Reservada es un mecanismo de compensación por la desafectación al Parque Nacional o solo el establecimiento de una nueva área.

RED ORELLANA TAMBIÉN ESTÁ TRAS TERRENOS DEL PARQUE

En setiembre pasado, un reportaje de Cuarto Poder denunció que Rodolfo Orellana, a través de su empresa ABC Group, intenta vender 24 mil hectáreas de terreno en Tumbes, presuntamente obtenidas de manera irregular.

El terreno, que representa el 5% de dicho departamento, tiene un precio de 40 millones de dólares, sin embargo a Orellana le costó solo 200 mil dólares, es decir, el prófugo abogado pagó solo 8 dólares la hectárea.

La zona puesta en venta incluye un hito en la frontera con Ecuador, tres centros de salud, tres puestos de la Policía Nacional, cinco centros poblados y una importante porción del Parque Nacional Cerros de Amotape, inscrita como área natural protegida desde 1975.

Fuente: SPDA actualidad ambiental





























0 comentarios:

Publicar un comentario